Coaching online, constelaciones familiares online, meditación guiada online

Solicita una sesión de descubrimiento donde me podrás exponer qué estás buscando y exploraremos juntos las mejores alternativas para apoyar tu trabajo personal.

 

    Coaching Personal  

  Counseling Holístico   

Lectura de Tarot TransformArte 

 TRCD

  Lectura de Visión Akáshica (Registros akáshicos)

Método: “Cómo cumplir tu misión vital y materializar tus sueños”  

“RelacionArte”(Coaching para las relaciones)

Meditación Guiada

 

 
 

He aquí algunos de los muchos comentarios y testimonios recibidos por clientes satisfechos

el trabajo fue maravilloso, mi ayudó no solo a cumplir mi objetivo antes de terminar las sesiones, sino también a tener mas confianza en mi y en los que están acerca de mi. Mi vida ahora me parece mas sencilla y mas relajada.Lo que mas me impresionó es el hecho que en los alrededores las cosas no han cambiado mucho: lo que cambió es mi actitud, mi confianza en la vida. Si están listos para cambiar, comprometerse y ponerse si  duda con este trabajo que les conducirá mas allá de solo cumplir el Objetivo”. Martina

SIN RUMBO NI META PERO CON SUERTE

Nunca he sabido qué es lo que quería en la vida, cuál era mi propósito en la vida y lo cierto es que hiciese lo que hiciese siempre sentía que tenía suerte, que al final cualquiera que fuese la circunstancia del momento, me favorecía. Pero nunca supe porqué y cuando quise darme cuenta tampoco sabía a quién agradecérselo.

De todos los factores de mi vida, que analicé en una meditación, me di cuenta que el único que cambiaría conscientemente era el laboral. El resto, buscados o no, estaban ahí y me hacían feliz, sobre todo el familiar.

De la unión de estos dos puntos elegí mi propósito: “CONECTAR CON MI MAESTRA INTERIOR (a quien tanto tenía que agradecer) PARA MI DESARROLLO PROFESIONAL Y ECONÓMICO”.

En ese momento estaba en una situación delicada, tenía que tomar una decisión muy arriesgada que cambiaría para siempre mi vida laboral y necesitaba conectarme con mi maestra, no sentirme sola ni perdida y estar de acuerdo con mi interior. De esta manera, la intención consciente entró en mi vida así que puse mi atención en mi propósito, liberándome de todo aquello que me alejaba del mismo. La frase: “Cuando cambias la forma de mirar las cosas, las cosas cambian” será a partir de ahora una de las cuestiones más rotundas en mi vida. Pretendo interiorizarla.

Una vez establecido el propósito y puesta la intención en el mismo, tocaba ser consciente de todos los sentimientos que nos alejan del mismo.

El primero el sistema de creencias. Todo lo que nos han dicho que éramos y lo que nuestra mente nos ha hecho creer sobre nosotros mismos, son convicciones instaladas en nuestro cerebro que condicionan nuestra manera de actuar. Si son positivos, sean o no ciertos serán aceptados, pero ¿y los negativos? Nos invalidan. Es ese caso hay que buscarlos, tomar consciencia de ellos y desmontarlos, darles la vuelta para desactivar en nuestra mente lo negativo y transformarlo en positivo.

De esta manera, el tercer paso será visualizar cómo quieres que sean las cosas acerca de tu propósito, como te diriges hacia él, con seguridad, sin miedo, sin culpabilidad y con gratitud. Con esta visualización reprogramamos nuestra mente para precisamente poder ver las cosas de otra manera y que estas cambien. De tal manera que la cadencia de los acontecimientos sobre ese propósito se realice de forma positiva y favorecedora a uno mismo.

Sin embargo, no hay intención sin compromiso. Ok, mi propósito es este, y ahora ¿qué puedo aportar yo al resto del mundo a través de ese propósito? Hasta ahora siempre había recibido. Dar, no sé si daba poco o mucho pero si lo hacía tampoco era consciente de ello por lo que llegó el momento de dar, lo que yo en honestidad creía que podía aportar a los demás, pero de manera consciente. En este momento aprendía la teoría de la compensación: Todo lo que nos viene en esta vida, bueno o malo, lo hemos creado nosotros. No somos culpables de ello, pero sí responsables y es por ello que debemos compensar. Entendía que lo bueno se compensa con gratitud, no sólo dando las gracias cada cual en quien crea, sino actuando con gratitud hacia los demás. Y lo negativo se compensa con actos de bondad.

El propósito que cada uno tenga en esta vida es algo que ya hemos tenido y que, en mi caso había perdido. Yo ya había estado conectada con mi maestra interior, yo ya sabía cómo me sentía a su lado. Quién era yo cuando éramos una. Mi propósito en el fondo era volver a sentirme así. Por eso sentía que me faltaba algo, a pesar de reconocer que tenía mucho. Fui consciente de que efectivamente, ese vacío que sentía era por mi propio alejamiento de mi ser, de mi verdadero ser. ¿Qué fue lo que pasó? Tras una meditación descubrí que tenía que escribir para sanar. Escribir la historia de mi vida y actuar en consecuencia!!!!

Las constantes en mi vida han sido el miedo, la culpabilidad, la duda y el juicio. Como el re4sto de los seres humanos!!. Seguro que hay otras muchas pero estas cuatro conllevan resultados catastróficos.

Aprendí a mirar al miedo (todos los miedos) de frente a dialogar con él, a darle las gracias por aquello de lo que me quisiera proteger y a dejarle marchar. No he dejado de tener miedo y a veces creo que cada vez es más fuerte pero le abro la puerta, le doy las gracias y le dejo marchar. Soy consciente del mismo y de sus consecuencias y ya es mucho. El siguiente paso es llenar el vacío que este deja….. será el siguiente paso.

Descubrí que la culpa nos hace pequeños, lo absurdo de la culpa es que en el fondo mi culpa es la tuya, todos cometemos errores todos nos equivocamos todos queremos ser felices y todos deseamos lo mejor para los nuestros. Si no nos perdonamos a nosotros mismos, no podemos perdonar a los demás, en el fondo somos seres maravillosos con capacidades infinitas, dejemos un lado la culpa, que enrarece las relaciones y practiquemos la responsabilidad!! Es más actuemos como si no pudiéremos dejar de actuar con los demás con actos de bondad, y si en algún momento nos sentimos traicionados, atacados o acosados, seamos conscientes de que tenemos esa imagen de los demás porque la reconocemos en nosotros mismos. LO SIENTO, PERDONAME, GRACIAS, TE AMO GRACIAS (a mí mismo y a los demás) . Y las cosas se ven de otro modo y, por supuesto cambian.

Y, ¿la duda?. Aprendí a ver cómo cuando actúo inconsciente las cosas me salen bien, porque no dudo y, ¿por qué no dudo? Porque soy consciente y coherente con mi interior. Estoy acompañada por mi misma, por mi maestra interior. Siempre que las cosas se hacen de corazón, salen bien. ¿Porque no somos capaces de verlo? Porque nos imaginamos un camino que no es a través del cual llegan las cosas buenas. ¿Y si no nos sale bien? Creemos que nos hemos equivocado. Pues no, también en ese caso el camino es el correcto porque lo bueno es que hemos aprendido una lección que necesitábamos a futuro. Lo absurdo de la duda es creer en ella y apoyarla porque hagamos lo que hagamos, algo bueno nos vendrá. Y en todo caso, al actuar con duda, seguimos conscientemente un camino que nos aleja de nuestro interior. Ante la duda certeza, cada vez que la duda me arrincona (que sigue siendo a menudo), me imagino que por ella entro en un pasillo sin salida. Doy las gracias y cierro esa puerta. Creo que “lo que está de Dios a la mano viene “, desde la paz y el sosiego, viene sólo.

Y por último los juicios, constantemente nos enjuiciamos a nosotros mismos y a los demás. Programamos nuestro cerebro sobre esos juicios y constantemente nos equivocamos. Pues bien, asumamos que somos así, que el ser humano ha nacido con el sistema del juicio insertado a fuego en nuestro cerebro. Veamos primero el dolor que nos hace sentir nuestra propia mente cuando emitimos juicio sobre nosotros mismos (casi siempre negativo) y pensemos que ese dolor que sentimos, es el mismo que siente el de al lado cuando lo enjuiciamos. Pues bien, ante los juicios, de nuevo responsabilidad, pido perdón por ellos, sin culpabilidad, se los entrego a mi yo superior y mi acto de bondad está en reconocer esos juicios y pedir perdón. Poco a poco te ves a ti mismo de otra manera y a los demás también y entonces…… las cosas cambian!!!.

 

¿VALORACIÓN DEL EJERCICIO?

Maravilloso.

Toda la vida sin saber lo que me pasaba y resulta que simplemente no era consciente de mi misma.

He descubierto el porqué de mi vacío. Ahora estoy atenta a mi propósito, veo mis miedos, mi culpa, mis dudas y mis juicios. Les miro de frente, soy consciente de ellos, no sé si algún día dejarán de acompañarme pero hoy por hoy tengo las herramientas para “dialogar con ellos”. Nos empezamos a entender.

Intento mirarme a mi misma de otra manera y a los demás también. Y las cosas cambian.

Tomé una decisión, la más difícil y arriesgada de mi vida. No sé si me habré equivocado, pero lo que sé es que la ruta hacia la que me lleva la he tomado yo conscientemente y del mismo modo seré consciente de sus resultados. Aceptaré lo bueno y lo malo y aprenderé lo que tenga que aprender!!

Y mientras tanto me amaré y amaré a los demás.

 

Ana

El método TransformArte ha supuesto un delicioso viaje a mi interior, en el que Marta me ha ayudado a construir una puertecita para asomarme. Ahora sigo con mi tarea de convertir la puertecita en un acceso libre para encontrar a mi “yo interior”.

Me apunté al método sin un objetivo en concreto, simplemente tenía curiosidad y pleno convencimiento de que algo aprenderé. El método me ha ayudado a limpiar mi camino y hacer que el recorrido de mi vida sea más placentero.

Ahora entiendo que el objetivo era mi bienestar y puedo decir que “Me siento bien conmigo misma” Gracias Marta!

Janet

Conozco a Marta desde hace unos años, desde el momento en que gracias a otra persona cercana en mi vida, tuve la suerte de comenzar a tener contacto con ella, iniciarme en el aprendizaje del Reiki y seguir intentando encontrarme mejor, hallar respuestas y crecer como persona. Y de una manera o de otra, más cerca o más en la distancia, haberla conocido me ha ayudado muchísimo y solo me ha aportado cosas preciosas. Mi vida está llena de cambios desde hace unos años, y sentir que una se pierde me trajo momentos duros, pero con trabajo y con el apoyo y la elección de caminos que hagan crecer, evolucionar y aceptar, se cambia la forma de ver las cosas y hace cambiar las cosas.

Voy a intentar resumir mi experiencia con el trabajo que recientemente hemos hecho juntas con “Transformarte”

Primero decir que por supuesto, cualquier técnica, terapia, trabajo o sesión que Marta me ha dado o que hemos compartido, más o menos duradera en el tiempo, siempre me ha hecho recuperar un estado muy grande y luminoso de conciencia y de paz conmigo y con la vida.

En segundo lugar, decir que esa fuerza que ella transmite siempre está ahí, es poderosa, abre el corazón con facilidad y cualquiera puede sentir que la recibe y que hace mucho bien si acude a ella.

Hasta el momento en que empecé con las sesiones o el trabajo de “transformarte” mis sensaciones son esas, de sanación, de recuperación, de felicidad gracias a ella, pero sentida o recibida en una dirección, que parte de ella o a través de ella, en la que se absorbe inmensa energía, pero pese a que eso es algo muy grande y poderoso, al no realizar por mi cuenta, por falta de constancia mía, un trabajo personal conmigo, la toma de conciencia, la paz interior, la felicidad no era en mi una sensación constante que saliera de mi interior y me abandonaba o dejaba de quererme al cabo del tiempo.

Al iniciar el trabajo de “transformarte”, para mí una de las cosas más importantes sería que a todo lo anterior, que sigue siendo enorme, he aprendido a sumar lo más potente y bello gracias a ella y a su apoyo durante todo el trabajo, que es quererme como sabia y maestra de mi misma. Como la persona que con su guía, se ha dado cuenta de que puede conseguir ser la sanadora de sí misma.

Es un trabajo de realización interna, de encuentro con uno mismo, de aprender a escuchar internamente y de percibir el amor universal como guía y luz. Puede sonar algo esotérico, pero no es así en la práctica, nada más sencillo que estar en el camino de encontrarme conmigo misma y de estar en paz conmigo y con el mundo. Me parece algo tan bonito y fuerte, que explicarlo con palabras se me queda corto. Todo ello, a través de ejercicios, prácticas, meditaciones, guía, trato de problemas personales, esquemas o patrones de generaciones, todo ello con muchísima psicología y sabiduría por parte de Marta, que no basa en juicios, culpas ni miedos ante la vida, y que por encima de todo, que creo que cualquier persona, ya sea con Marta, ya sea a través de otro camino, debería luchar por trabajar para encontrar o recuperar, para tener y dar en esta vida a nosotros mismos y a todo cuanto nos rodea.

El hecho de hacerlo a través de skype, no cambia nada. He acudido a Marta en otras ocasiones y ha sido maravilloso, y he realizado todo este trabajo con ella a través de spype y ha sido también maravilloso, porque al final de lo que acabas siendo consciente es de que el medio no importa, su voz si importa, su energía si importa, su apoyo es el mismo, su entendimiento sobre lo que cada uno vive y tiene que ver por uno mismo es lo que importa, sea por spype o sea en persona. El trabajo lo tiene que hacer cada uno, porque eso es lo más grande de todo el proceso, lo que te encuentras por dentro, que o no habías prestado atención, o tenías dormido esperando salir a la luz.

Además sea por skype, sea como sea, ¿qué voy a decir de Marta en su trato, en la comodidad, paciencia, iluminación, confianza, paz y amor que transmite? En todo el proceso he sentido esa cercanía de la misma manera que teniéndola a mi lado físicamente. Además, es también muy relajante poder hacer las sesiones en el lugar que tú elijas, en tu cama, silla, sofá o donde sea, que estás ahí conectada completamente, con ella, contigo, con la energía, con Dios o con lo que elijas. Es tu trabajo y vas a descubrir cosas increíbles y buenas para ti, gracias a su apoyo, iluminación y guía por encima de todo, pero también te pertenecerá y eso deja una sensación maravillosa de crecimiento personal, que animo a que la sintáis.

Lo he vivido con muchísima ilusión, he disfrutado trabajando por encontrarme a mí misma, me ha iluminado por dentro, que falta me hacía, y me deja sobre todo con ganas de sacar mucho más de mí.

Gracias Marta, de todo corazón eres un regalo en mi vida

Patricia

Si! Sin dudarlo, ha alcanzado mis expectativas para estar mucho más en sintonía con mi propósito.
 
¿ Lo recomendarías?
 
 
Por supuesto! Es una herramienta increíble para avanzar y crecer.
Yune

Durante 10 sesiones he tenido la ocasión de descubrir y aprender nuevas técnicas de auto-conocimiento guiada por Marta.  A través de éstas he podido llegar un poco más lejos en la valoración, el respeto y el cuidado de mi persona.  Las sesiones han sido unas por skype y otras presenciales, en ambas he conseguido comunicar y congeniar con Marta para ponernos de acuerdo en los ejercicios a realizar entre cada sesión.

Tengo mucho ánimo para continuar con el trabajo iniciado, creo que este tipo de práctica de coaching permite la autonomía suficiente como para cambiar y avanzar en solitario, con la posibilidad seguir en contacto con Marta. Sin contar con que siempre es un gusto hablar con ella.

Muchísimas gracias,

Magdalena

Llegue a conocer a Marta después que mi esposo la contactara y conociera primero a través de una publicación compartida en Facebook. Existe una gran diferencia al comparar como me sentia y percibía a mi misma al comenzar el trabajo y la mujer  que hoy en dia soy.El trabajo de sensibilización y apertura de mi ser dejo salir mi esencia y ahora disfruto mas de mi misma y estoy enfocada a seguir mi trabajo de encuentro conmigo misma.

Mi objetivo fue trabajar la auto-confianza, sentí que mi auto-confianza aumentaba en el transcurso de cada sesión y hoy continuo trabajando en esto, sin embargo considero que el resultado de trabajar guiada por Marta fue mas allá, una mujer mas autentica y relajada y que disfruta de su vida ha comenzado a reflejarse en mi y eso es simplemente perfecto.

 
 
Maria Alejandra

Share This